domingo, 25 de octubre de 2015

Punto y aparte

Y aquí estoy junto a mi soledad. Tan solo se oye el ruido del reloj tic tac tic tac tic tac y de repente silencio. Apuro las últimas caladas de mi cigarro y siento como el humo me va quemando cada una de mis entrañas. Nunca me había sentido tan vacía. Dicen que el dolor nos hace más fuertes pero, ¿dónde encuentro la fuerza para continuar? Recorro cada rincón de mi casa, ésa que nos hizo ser héroes, amantes, kamicaces del amor. Te veo en cada esquina y solo recuerdo los momentos en los que el mundo parecía perder toda su importancia pues nuestro mundo eramos nosotros. La frase de que el amor duele nunca había cobrado tanto sentido, pero no es el amor lo que duele sino tu ausencia. Dicen que los cambios nos ayudan a seguir adelante pero ahora que te has ido me encuentro pérdida y soy incapaz de encontrarme a mi misma. El tiempo lo cura todo y solo espero que ese tiempo no sea demasiado largo. Te amé de la forma más íntegra y pasional que se puede amar a una persona pero ahora... Ahora solo me queda seguir adelante, sola. Mañana será otro día.