viernes, 24 de febrero de 2012

Verdadero amor

Hoy me asomo a la ventana y veo como el dia pasa. Las verdades duelen y me duele ver que no estás. El cielo está despejado y salgo de casa porque solo sale el sol cuando cerca te encuentras. Paso por aquel banco donde tú y yo nos sentábamos. Estabas esperando impacientemente. Yo me acerqué corriendo a dar contigo ilusionado, y me quede parado cuando él fue a verte. Mis ojos no lo creían, ellos lo negaban, estabas justo sentada encima de nuestros nombres. Lo besastes y mi cara se puso más pálida. Duele verte sola pero mas con otro hombre. Y que te levantaste y agarraste su mano, te marchaste con él y yo me senté en el banco, observé que mi nombre estaba tachado, lo unico que nos unía ya había sido borrado. Vuelvo a casa con los ojos rallados, y mi madre me pregunta, hijo que te ha pasado, yo sin remordimientos caigo en sus brazos y me dice, el amor es ciego, el final es triste. En mi ventana ya no se ve la luz. El cielo esta oscuro, y lloro porque no te encuentras aquí. Encerrado en casa, ya tres años pasan y me pongo a pensar que existía un lugar donde tú y yo nos conocimos. Y en ese mismo instante salgo corriendo queriendo encontrarte. Tus amigos me cuentan que estas en el hospital, que te encuentras triste, bajo una enfermedad. Tu novio te dejo cuando supo todo eso porque él nunca te quiso, para el tú fuiste un juego. Corriendo fui al hospital a verte. Y mientras iba lo vi a él con otra persona. No era para siempre, tú a él ya no le importas. Y vivir sin ti, no se si puedo soportarlo más. Llego y te veo acostada en la habitación. Mi cuerpo no lo evita, va corriendo a tu lado. Miro en un cajón y veo en un papel guardado, que solo vivirias si alguien dona un corazón. Mirando al cielo, pido a mi madre perdón, ella murio hace un año y no pude decirle adiós. Ya no me queda nada, solamente tú pero se que solo yo soy tu única salvación. Reflexiono mientras escribo en un papel todo lo que ha ocurrido, todo el mal que yo pasé. Lo guardo en una carta para que lo leas. Ya llega la hora, el final se acerca. Tú y yo, estamos encerrados en una misma habitación. Se encienden las luces y te miro a ti. Es mi manera de decir adiós. No olvides que estará dentro de ti el corazon que tu partiste. Ahora tengo presente aquellas palabras, el amor es ciego el final es triste. Cojo la carta en la que te escribí lo que por ti. Siento, desde que te fuiste. La pongo en tus cosas antes de irme. se acabo mi tiempo, este no es mi lugar. Y en la carta ponía :
Para que tu vivieras alguien tenia que morir.
Prefería estar en el cielo que aquí y estar sin ti.
Te cuidaré siempre y prometo esperarte allí, en el lugar donde empezó todo.
Nunca estarás sola, mi corazón estara dentro de ti.

1 comentario: