miércoles, 25 de enero de 2012

La vida, un trayecto en bus

La vida, en realidad, es como un trayecto en bus. Según empiezas a vivir tienes a mucha gente a tu alrededor, pero hay pasajeros que se van bajando en las estaciones y otros que se quedan contigo hasta llegar a tu destino. A veces la gente que llega a su estación se va enfadada y en otras ocasiones se baja sin más, y tú no eres nadie para decirles que se queden hasta que termines tu propio viaje, porque a lo mejor ellos tienen otros planes diferentes, en otro sitio diferente y con gente que no eres tú. Aún así no pasa nada, porque uno se va dando cuenta de quienes van a ser los que tienen planes contigo y acabarán el trayecto a tu lado. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario