miércoles, 14 de diciembre de 2011

Las tres cosas que aprendí mientras se estrellaba mi avión.

En el momento en el que mi avión estaba a punto de estrellarse pensé en tres cosas:


Que todo cambia en un instante. Pensé en todo lo que quería hacer y no hice, toda la gente a la que quería haberla dicho que la quiero y no lo dije, aprendí que no hay que aplazar nada en la vida, cada minuto de la vida hay que disfrutarlo porque cada minuto puede ser el ultimo.


 La cantidad de tiempo perdido por mi ego. La cantidad de tiempo que había desperdiciado con cosas que no importan con gente que de verdad importa. Entre tener razón y ser feliz elijo ser feliz.


Morir no da miedo. Es como si toda la vida estuviésemos preparándonos para ello.  Te sientes muy triste porque amas la vida.

Todos nosotros estamos volando hoy y no sabemos si nuestro avión se va a estrellar esta noche. No vais a vivir para siempre, pero preguntaos una cosa, ¿estáis siendo la mejor persona que podríais ser?

Rick Elias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario