miércoles, 22 de junio de 2011

Todo puede cambiar...

Hay momentos en la vida en que una sola decisión, en un sólo instante, cambia irremediablemente el curso de las cosas... Cuando decides disparar a alguien... Cuando decides quererlo o no quererlo... Cuando decides tirar para adelante... Cuando decides mentir, traicionar, ocultar o cruzar la linea... Esa décima de segundo podrá hacer girar todo al lado oscuro... o inundarlo de luz... Podrá hacer de ti un héroe o un criminal... Podrá llevarte al cielo o al infierno... Pero siempre será un lugar desde el cual no podrás volver atrás...

No es malo tener miedo, lo malo es dejar que el miedo domine tu vida porque entonces no tendrás vida, sólo miedo.

Los sueños se rompen en pedazos cuando se topan de frente con la realidad, porque la realidad, a menudo es radicalmente distinta a como uno cree que es. Las personas no siempre son lo que aparentan ser, ni las relaciones, ni mucho menos los sueños. Y esa realidad es la que se encarga de poner a cada uno en su sitio. Lo que uno cree que es negro, puede ser blanco, y lo que uno cree que es blanco, probablemente sea de todos los colores del arcoiris. Uno sabe como empiezan las cosas, pero nunca saben como van a terminar.

El miedo es como la familia, que todo el mundo tiene una, pero aunque se parezca ,los miedos son tan personales y tan diferentes…como pueden serlo todas las familias del mundo.
Hay miedos tan simples como desnudarse ante un extraño, miedos con los que uno aprende a ir conviviendo, hay miedos echos de inseguridades, miedo a quedarnos atrás, miedo a no ser lo que soñamos, a no dar la talla, miedo a que nadie entienda lo que queremos ser,
Hay miedos que nos va dejando la conciencia, el miedo a ser culpables a lo que les pasa a los demas, y tambien el miedo a lo que no queremos sentir, a lo que no queremos mirar, a lo desconocido, como el miedo a la muerte, a que alguien a quien queremos desaparezca.
Y hoy he escuchado a un tal Punset en la tele, un señor encantador, que decia que la felicidad es la ausencia del miedo…y entonces….me he dado cuenta de que….ultimamente yo ya no tengo miedo.

El matrimonio es un salto al vacío y, para que todo funcione bien después de la luna de miel, hay que tener siempre los pies en el suelo. Pero creo que ahora nadie valora tener los pies en el suelo, ahora se vive pensando en el momento y eso da mucho mas vértigo.

domingo, 19 de junio de 2011

La felicidad

Nos empeñamos en buscar la felicidad cada día y no nos damos cuenta de que es ella quien tiene que encontrarnos, y eso será donde menos te lo esperas, en el instituto, en el supermercado o en mitad de una boda. Y cuando llega descubres que ahí no acaba todo, que el final de un camino sólo es el principio de otro, y lo único importante es la persona que escoges para que camine a tu lado. Y esconderse es lo que menos te importa, lo que te importa es que estás tocando con la yema de los dedos eso que has estado soñando toda tu vida, y ya sólo importa el hoy, el presente y lo que queda por venir.

jueves, 16 de junio de 2011

You know I need somebody.

Alguien que cuando me ponga borracha me lleve a casa en brazos. Que me rompa las medias con la boca, y luego me compre otras. Que se pierda conmigo para después rescatarme de laberintos sin sentido. Que saque la espada y me defienda de víboras y pirañas. Alguien que cosa disfraces a mis días malos y los convierta en buenos. Que no se enfade si no me entiende o si no me entiendo y lo mareo. Que me saque la lengua cuando me ponga tonta y me haga enmudecer. Que no dé por hecho que siempre voy a estar ahí, pero que tampoco lo dude. Que no me haga sufrir porque sí, pero que no me venda amor eterno manoseado. Alguien que no pueda caminar conmigo por la calle sin cogerme de la mano. Que no me compre con regalos, pero que tenga mil detalles de papel. Alguien con el que me pase las horas charlando sin llegar al aburrimiento. Que no le guste verme llorar y me haga reír hasta cuando no tengo ganas. Que de vez en cuando decida perseguirme en los bares y conocerme otra vez. Que me mire, lo mire, y me tiemblen las piernas sin remedio. Alguien que esté loco por mi, y que no me lo diga solo los días de resaca. Alguien que no me prometa futuros que me dará y sea el día de hoy lo más importante. Alguien que me eche de menos antes de haberme ido. Que si se pone animal, sea solo en la cama, y me mate a besos por la mañana. Que no se acostumbre a mí y no deje de inventar nombres nuevos para despertarme. Que si mira a otra, luego me guiñe un ojo, y se ría de mis celos de hojalata. Alguien que esté dispuesto a intentarlo. Pero sobre todo… Alguien que no tenga que perderme para darse cuenta de que me ha encontrado.

miércoles, 8 de junio de 2011


He visto en tus ojos el interior de tu alma
He visto en tu corazón el pánico y el horror
He visto en tu sonrisa una inmensa alegría
He visto en tu interior mi verdadero amor.
He visto a través de ti la verdadera felicidad
Pues vos sois el sol que veo brillar
He visto la armonía en tu palabra
Que narras a través de tu cantar.
Cuando tú me hablas se me estremece el alma
Cuando tú me cantas mi corazón se para
Cuando tú me miras mi sonrisa brilla
Cuando tú me besas la felicidad se presenta en mi cara.
No puedo vivir sin imaginarme a tú lado
No puedo vivir sin dejar de pensar en ti.
No puedo vivir sin verte cada día
No puedo vivir sin estar junto a ti.
Eres lo mejor que me ha pasado en la vida
Eres la noche, eres el día
Eres la lágrima eres la herida
Eres quien me acompaña los días de mi vida.

martes, 7 de junio de 2011

¡Vive la vida como si mañana se fuera a acabar!


Puede que en la vida haya momentos en los que estés tan feliz que desearías que en ese momento acabase el mundo, o el tiempo dejara de correr y pudieras estar en ese momento tan especial toda la eternidad, pero nada es para siempre y no puedes pretender que toda tu vida este llena de momentos de felicidad, porque eso nunca va a pasar, estamos en la vida real y hay que saber afrontar la realidad. Habrá momentos en los que estés tan hundido en la miseria que no te quedaran fuerzas para seguir luchando por vivir pero piensa que te quedan muchas cosas por hacer y que no debes amargarte por lo que te pase, ya que con el tiempo te darás cuenta de que era una tontería. Hay gente que no entiende el por qué de seguir luchando pero inconscientemente luchan pues en ocasiones somos demasiado orgullosos como para dejar que algunas preocupaciones tomen el control de nuestras vidas, dejándonos incapaces de vivirlas a nuestra manera. Es muy común en la gente decir la frase de “es una tontería” para intentar animar a alguien pero normalmente eso hace que te sientas peor y llegues a infravalorarte pues puede que creas que eres una niñata insignificante que no es capaz de vivir la vida sin sufrimiento y que lo único que hace es molestar a personas que son mejor que ella, pero no te creas eso pues nadie es mejor que nadie y todos deberíamos ser igual de buenos, el problema está en que hay gente que se cree peor y hace a las personas que tiene alrededor creerse mejores consiguiendo humillar y dejar por los suelos a gente que si de verdad la conocieran se darían cuenta de la persona tan maravillosa que puede llegar a ser. Por lo que en la vida no tienes por qué preocuparte por cosas que cuando eres joven pienses que son el fin del mundo pues no son tan importantes y terribles como piensas, ya que te quedan muchos momentos con la misma o mayor intensidad de tristeza pero infinitamente más momentos llenos de felicidad con los que encontraras el verdadero sentido de la vida.


lunes, 6 de junio de 2011

Poema XX de Pablo Neruda


Puedo escribir los versos más tristes esta noche.

Escribir, por ejemplo: "La noche está estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos."


El viento de la noche gira en el cielo y canta.

       Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Yo la quise, y a veces ella también me quiso.

       En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.
La besé tantas veces bajo el cielo infinito.

       Ella me quiso, a veces yo también la quería.
¡Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos!

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.

       Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella.
Y el verso cae al alma como al pasto el rocío.

¡Qué importa que mi amor no pudiera guardarla!
La noche está estrellada y ella no está conmigo.

Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
Mi alma no se contenta con haberla perdido.

Como para acercarla mi mirada la busca.
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.

La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.

Yo no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise..
Mi voz buscaba al viento para tocar su oído.

De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.

        Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.

Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos,
mi alma no se contenta con haberla perdido.

Aunque éste sea el último dolor que ella me causa,
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo.