lunes, 25 de abril de 2011

Otra vez igual...


Pensaba que había salido de esta, pensaba que había podido llegar a ser feliz, pero solo eran falsas expectaciones. Puede que un día la tormenta que cae sobre mi vida pase y vuelva un día soleado, pero cada vez veo el día más nublado, es algo bastante complicado, que nadie podría llegar a entender. Tenemos la mala costumbre de querer a medias, de no mostrar lo que sentimos a los que están cerca, tenemos la mala costumbre de echar en falta lo que amamos, sólo cuando lo perdemos es cuando lo añoramos. Tenemos la mala costumbre de perder el tiempo, buscando tantas metas falsas tantos falsos sueños, tenemos la mala costumbre de no apreciar lo que en verdad importa, y sólo entonces te das cuenta de cuántas cosas hay que sobran. Sé que no soy perfecta y que tiendo a ser una persona que quizás sea demasiado sensible, demasiado cabezota, desordenada y negativa pero soy una persona y toda persona tiene derecho a ser feliz. Sé que hay que tener esperanza pero esa esperanza se ha esfumado de mí ser y me ha dejado tirada sin saber qué hacer, ¿de verdad merece la pena seguir luchando?


2 comentarios:

  1. Realmente esa pregunta nos la hemos hecho todos alguna vez y siempre acabamos luchando de nuevo ¿por qué? Quién sabe. Quizás sea por nosotros mismos por nuestro propio orgullo, quizás por las personas que están a nuestro alrededor o quizás y más probable, porque al final acabamos viendo ese problema como algo insignificante y apenas careciendo de valor. No te preocupes por cosas que a nuestra edad parecen el fin del mundo pero en realidad no es más que una etapa.
    Un beso prima, arriba esos animos que como dices tú: más vale una sonrisa triste que la tristeza de no volver a sonreir.

    :)

    ResponderEliminar
  2. Primaa! Sabes? Esto me hace recapacitar y tienes toda la razon! Hay que vivir la vida como si al dia siguiente se fuera a acabar. Gracias por todo :)
    Tequieroo!

    ResponderEliminar