domingo, 6 de marzo de 2011





En estos momentos mi vida no puede ir a peor. Cuando crees que puedes llegar a ser mínimamente feliz vuelve a tu pensamiento, vuelve con su absoluta perfección, vuelve para decirte que nunca será tuyo y para hacerte sentir una mierda. ¿Por qué tienes que irrumpir cada uno de mis pensamientos? ¿Por qué siempre te haces dueño de mis sentimientos? Sabes perfectamente que sin ti no puedo vivir, sabes que cada lágrima que derramo es por ti, que cuando pienso en algo es en ti, y que solo me imagino siendo feliz a tu lado, pero lo único que consigues es hacerme daño, no físicamente si no psicológicamente ya que mi vida está inundada de tú presencia. Cada día que paso anhelándote en silencio, deseando estar a tu lado, poder juntarnos en un beso que dure toda una vida, cada uno de esos días es un día triste para mí, pues sigo sin hacerme a la idea de estar sin ti. Puede que algún día te des cuenta que nadie te amará como yo. Deseo poder borrarte de mi vida, poder vivir feliz pero mi corazón no te olvida, eres demasiado importante como para borrarte de ella y mi corazón enfermaría sin ti porque tú eres la razón por la que late, la razón por la que sigue luchando frente a la vida, eres la razón por la que existo. Pero para ti solo soy una niñata insignificante que no para de sufrir por amor, por un amor que jamás conseguirá…

No hay comentarios:

Publicar un comentario