jueves, 31 de marzo de 2011

La adolescencia...


A estas alturas de la vida, me planteo seriamente si siempre la vida va a ser tan complicada. Mi pregunta es ¿Por qué tanto sufrimiento? ¿Por qué no podemos volver a ser niños? Aquellos momentos en los que tod@s nos llevábamos bien, no discutíamos y si lo hacíamos todo se arreglaba con un simple “¿Me perdonas?”. Admitámoslo conforme nos hacemos mayores nos vamos volviendo más bordes, aburridos y mucho más rencorosos pues si ahora tu estas enfadado con alguien y te dice “¿Me perdonas?” puede que lo hagas pero siempre vas a tener ese rencor de me ha hecho algo… Digo yo que con los años algo debería mejorar pero, ¿que mejora? Pues una de las cosas más importantes y que conforme pasan los años mejora es la madurez. Pero cuando te encuentras en este periodo de adolescencia estas totalmente confundida pues no eres ni lo suficientemente madura para afrontar cosas serias y para que te traten como una persona mayor ni lo suficientemente infantil para andar con jueguecitos y dejar pasar las cosas sin darlas mucha importancia. Por lo que si tuviera que elegir la peor etapa de la vida, sin ninguna duda elegiría la adolescencia pues ahora mismo la estoy sufriendo y es horrible esta etapa de la vida, aun que me alegra saber que después de que esto acabe podré dejar de sufrir por esta vida tan complicada y pensar en cosas que de verdad merecen la pena no en las chorradas que pensamos ahora…

martes, 29 de marzo de 2011

Hay razones para creer en un mundo mejor :)

Por cada tanque que se fabrica en el mundo... se fabrican 131 mil peluches.
Por cada Bolsa de Valores que se desploma... hay 10 versiones de "What a Wonderful World".
Por cada persona corrupta... hay 8 mil donando sangre.
Por cada muro que existe... se ponen 200 mil tapetes de "Bienvenido".
Mientras 1 científico diseña un arma nueva... hay 1 millón de mamás haciendo pasteles de chocolate.
En el mundo se imprime más dinero de Monopoly que dólares.
Hay más vídeos divertidos en Internet... que malas noticias en todo el mundo.
AMOR tiene más resultados que MIEDO.
Por cada persona que dice que todo va a estar peor... hay 100 parejas buscando un hijo.
Por cada arma que se vende en el mundo... 20 mil personas comparten una Coca-Cola."


Aunque en el mundo se cometan muchas injusticias y pienses que las cosas cada vez van a peor piensa que todo mejorara y que siempre va a haber algo que va a conseguir sacarte una sonrisa a ti y a miles de personas pues como se dice "Por muy larga que sea la tormenta, al final el sol siempre acaba saliendo de entre las nubes", por lo que nunca te des por vencido si algún día piensas que nada puede ir a peor pues siempre te darás cuenta de que hay razones para creer en un mundo mejor.
 

domingo, 27 de marzo de 2011

Buscando un resquicio de esperanza...


Últimamente solo puedo pensar en lo que estoy sufriendo, en lo mal que lo estoy pasando. Parece ser que el mundo ha hecho una conspiración contra mí, una conspiración para hacerme infeliz. No sé en quien confiar, con quien hablar, como actuar, solo sé que todo lo que hago está mal. Por muchas ganas que ponga sigo hundida en la miseria, tal vez la solución es la soledad o tal vez sea seguir actuando como que no pasa nada pero eso lo único que hace es herirme más hasta las entrañas. No recomendaría a nadie mi situación, pues estoy tan mal que no encuentro ninguna solución para ser feliz. Me siento dominada, controlada, abandonada e ignorada. Ya sé que puede que no sea ni la más maja, ni la más graciosa, ni la más guapa ni la mejor del mundo, pero soy una persona y como persona que soy tengo derecho a tener un poco de felicidad o una mínima esperanza de que algún día todo irá bien, pero no es así. Solo pienso en que todo va mal en que nada va a mejorar, en la mierda de vida que tengo. No encuentro un resquicio de esperanza para decir, que bella es la vida, o tan solo para apreciar las cosas tan maravillosas que tiene el mundo, la suerte que puedo tener con respecto a otras personas, pero nada. Solo pienso en que lo mejor que puedo hacer es acabar con esta vida pero no tengo valor pues aunque este rodeada de cosas que me hacen sentirme como una mierda, sé que hay cosas por las que aun merece la pena luchar aunque sea insignificante pero que puede que me aleje de este abismo de tristeza y consiga que algún día vuelva a ser la misma que antes…

jueves, 24 de marzo de 2011

Carta a mis chicas:


Chicas, últimamente no es que estemos pasando por nuestros mejores momentos ya que estamos todo el día peleándonos y por desgracia siempre por lo mismo. Unas veces unas tendrán razón y otras veces la tendrán otras pero toda la vida hemos sido amigas, hemos tenido nuestros mas y nuestros menos pero siempre les hemos superado como un grupo, apoyándonos y haciendo todo lo posible por que todo saliese bien. Estos últimos días hemos perdido nuestra esencia, la esencia de nuestro grupo, aquel grupo en el que todos querían estar por lo buenas amigas que éramos, y se supone que lo seguimos siendo. En un grupo unos serán más amigos de unos que de otros pero todos somos amigos y todos sabemos que en cualquiera de nosotras tenemos una amiga para todo lo que queramos, un hombro para llorar, una sonrisa que compartir, miles y miles de risas, y momentos que recordar simplemente por el hecho de haber sido con esas amigas a las que tanto queremos. Juntas durante años hemos ido creciendo, madurando, ¿y vamos a echar todos esos años vividos juntas por una serie de peleas? Yo por lo menos no pienso hacerlo porque cada una sois una parte esencial en la vida de cada una de nosotras y me gustaría deciros lo mucho que os aprecio y que sin vosotras no sería nada porque ¿que haría yo sin?:
María/mi Antonia: Quiero que sepas que eres una buenísima amiga y que desde pequeñitas lo hemos sido porque en cualquier momento ahí estabas tú para apoyarme. ¡Te quiero mucho!
Sofía: Me acuerdo de esos momentos allá por 5º y 6º en los que tú y yo éramos buenísimas amigas. Y me complace saber que todavía hoy por hoy lo seguimos siendo. ¡Gracias por todo!
Cris: A ti te he empezado a conocer mejor el año pasado y este y me encanta haberte conocido mejor porque me he dado cuenta de que eres una grandísima persona. ¡Te quiero loca!
Eva: Bueno que decirte, que eres genial, que me lo paso muy bien no, lo siguiente contigo y que sepas que aunque haya habido momentos malos predominan mucho más los buenos. ¡Te quiero!
Laura: Bueno pequeña, no sé que puedo decirte que no sepas ya, que aunque haya veces que no estemos precisamente en el mejor momento siempre y siempre acabamos perdonándonos porque eso es lo que hacen las amigas y a una amiga como tú no se la puede olvidar. ¿Siempre vale?
Tordera: Ay mi torde, que llevo desde 1º de primaria contigo que durante todo ese tiempo te has sabido ganar un trocito de mi corazón y que no cambies nunca porque gracias a gente como tu hay felicidad en el mundo. Te debo todo y más ¡Te quiero un montón amor!
Susana: Mi niña, sabes no sé qué decirte, porque ya lo sabes todo, para mi eres esa persona de la que nunca me voy a olvidar por todo lo que has hecho por mí. Siento mucho si alguna vez no te he tratado como te mereces. ¡Te adoro!
Alba: Bueno albita ya te dije muchas cosas en la carta que te escribí y eso que eres genial como eres y que todos querrían tenerte como amiga porque eres estupenda. ¡Te quiero!
Ali: Bueno mi ali, sabes que aunque no seas muy cariñosa todos sabemos que tienes ese corazoncito que te hace tan especial, no quiero que cambies nunca porque con tu autoestima haces que todas estemos felices. ¡Te quiero Ali!
Marina: Mi marina, en fin que me encantas y que te debo muchos momentos felices de mi vida y no quiero dejarte nunca porque eres genial. ¡Te quiero mucho!
Y por ultimo Fati: Mi menudita, eres tan alucinante que no sé ni que decirte porque me encanta que seas así como eres porque ¿que haría yo sin ti? ¡Te quiero mi menudita!

 Chicas, para mi todas sois un trozo de mi vida, una parte de ella, y sin vosotras nada sería lo mismo, sin todas nosotras unidas quedaría un hueco en nuestra vida por llenar, un hueco de falta de felicidad porque admitámoslo gracias a todos los momentos en los que hemos estado juntas hemos aprendido a ser felices, a vivir la vida a tope y a no dejar que los problemas nos lleven a un abismo de tristeza. Puede que esta carta no sirva de nada pero puede que sirva para darnos cuenta de que cada una de nosotras es un tesoro que yo no voy a dejar escapar y seguramente vosotras tampoco. Habéis sido tan importantes en mi vida que si llegamos a separarnos yo no sabría que hacer porque yo no puedo estar solo con unas tengo que estar con todas vosotras para llegar a alcanzar la verdadera felicidad. Algunas habréis sido mis amigas de pequeña y otras os habréis incorporado más tarde pero os puedo asegurar que os aprecio un montón y no os hacéis a la idea de la suerte que tenemos al ser todas amigas. Como dice la canción:
“Somos una marea de gente, todos diferentes, remando al mismo compás”
Y si una de nosotras falta no sería lo mismo y eso me lo habéis hecho ver vosotras a lo largo de toda mi vida, hemos crecido juntas y no os pienso dejar escapar a ninguna.
Me gustaría que escuchaseis está canción y os dieseis cuenta después de todo esto que no podemos separarnos porque entonces ninguna seriamos lo mismo.

sábado, 19 de marzo de 2011

No es tristeza, es algo mucho mas grave...



En estos momentos estoy hundida, dentro de un pozo que no tiene salida. No existen palabras que puedan expresar, con una ligera idea lo que estoy pasando ahora. Ya no tengo ganas de seguir luchando, además, ¿por qué razón iba a hacerlo? No hay nada que consiga sacarme una mínima sonrisa, NADA. Ya no es solo tristeza lo que siento, es algo más, es algo que me supera, que me deja sin fuerzas y que ya no puedo afrontar. Podríamos hablar de depresión pero no sé si sería correcto emplear esa palabra, ya que lo que siento por dentro es más fuerte que lo que hago ver. Siento una desgana hacia la vida que no podríais entender. Cosas como la envidia, la nostalgia, el desconcierto, la amargura, la indiferencia, la inferioridad, la irritación, la desilusión, el pesimismo… se quedan cortas para definir lo que siento. Hay gente que piensa que es la edad pero yo creo que no es así pues estoy peor de lo que os imagináis. Ya no sé de dónde sacar fuerzas para afrontar día a día mi mierda de vida. No es tristeza es algo mucho más grave…

jueves, 17 de marzo de 2011

Una mirada atrás...

Recuerdos de una infancia más facil que sin tener nada teniamos todo.
Ojos vacíos de experiencia pero llenos de vida.
Las decisiones importantes no existian porque nuestro dia a dia dependia de un juego nuevo.
Ahora somos compañeros en la rutina que poco a poco nos va consumiendo como el cigarrillo de media noche, como la sonrisa iluminada.
Olvidamos buscar el brillo en ojos ajenos.
Nuestra maleta acumula errores que ahora nos pisan los talones y nos obligan a tenerle miedo al futuro.
Seguimos caminando sin rumbo propio pero con rumbo marcado.
Somos pequeñas fichas de un juego eterno del cual antes o despues seremos descalificados sin previo aviso.
Pequeñas criaturas que como hormigas organizadas actuan coordinadas olvidando las caricias y los abrazos.
Esos abrazos eternos e irreales que hacen revivir almas muertasy encienden de un rojo feroz el alba.
Guiados por una luz con la cual no nos sentimos identificados olvidamos lo que fuimos en un ayer, en un pasado.
Y nos damos cuenta de que no queremos eso, de que queremos vivir, VIVIR.
Es entonces cuando unas breves notas nos devuelven nuestra eterna felicidad y vivacidad, recuperando nuestra humanidad.
Dejamos atras la tristeza y con una fuerza inexistente rompemos nuestras cadenas.
Así, nos convertimos en ecos del futuro, en promesas nuevas; con la esperanza de no ser los unicos valientes que aceptan el reto.

miércoles, 16 de marzo de 2011

Los silencios están infravalorados

¿Qué hay más bonito e intenso que un silencio?. Ese momento que me permite recorrer con la mirada cada poro de tu piel. Ese instante tan fugaz y eterno al mismo tiempo. Esos segundos en los que me quedo embobada contemplando tu figura.
Empiezo por tu pelo, tan perfecto como siempre, bajo hasta llegar a tus ojos, esos ojos que me hipnotizan, esa mirada que me hace vibrar y que consigue llamar mi atención, sin permitirme apartar mis ojos de los tuyos cuando me miras... Continuo por tu nariz, y ¿sabes qué?, nunca te lo he dicho, pero me encanta. Bajo y me encuentro con tu boca, con tus labios, con tu sonrisa... Pff, debo reconocer que es mi debilidad. Me detengo y la miro con deseo, con ganas, con lujuria, con pasión... Tu boca me vuelve loca y tu sonrisa me enamora. Eres jodidamente perfecto. Luego, continuo deslizando la mirada... tu cuello, tu torso, tu cintura, sigo bajando, hasta llegar a los pies y rápidamente vuelvo a subir la vista.
Entonces te miro a los ojos y tú me miras. Nos quedamos callados, contemplándonos... intentado descubrir qué piensa la otra persona... Entonces me sonríes como sólo tú sabes hacer, entonces yo... Yo sólo puedo sonrojarme y devolverte la sonrisa...